Huellas españolas en el Castillo Eggenberg

 

El Castillo Eggenberg en Graz fue construido en 1625 según el modelo de los palacios españoles el Real Alcázar de Madrid, el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial o el Palacio El Prado: la fachada equilibrada y sin decoración, cuatro torres en las esquinas con faroles, la entrada principal con balcón, patio interior con arcadas de columnas toscanas. Incluso en las actividades del ocio encontramos las huellas españolas: el juego de naipes la zanga, derivado del llamado «juego del hombre«, o los perros españoles de caza, que fueron un regalo de Rey Felipe II para la Reina María I Tudor (de allí se difundieron en el resto de los países de Europa central). En 2010 el Castillo Eggenberg fue reconocido Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

22.jpg

11

44.jpg

Schloss Eggenberg link

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *